¿Por qué el egoísmo es tan egoísta?

¿Por qué el egoísmo es tan egoísta?. El YO, MI, ME, CONMIGO es quien nos acompaña

Por José Vte. soldevila @joseRehia (Psicólogo)

Quien inexorablemente forma parte de nosotros/as, quien nos vigila y también nos impide hacer algunas cosas o provocar otras. A pesar de vivir en sociedad nos educan para el individualismo. Nos dicen que hay que buscarse la vida y nos la buscamos sacrificando el trabajo en equipo por la supervivencia personal.

Nos estamos volviendo más agresivos, más intolerantes y más incívicos lo que provoca una falta total de empatía, de educación y respeto a todos los niveles

¿Por qué el egoísmo es tan egoísta? Se pierden las formas y se deterioran los contenidos. Se aprovecha la revolución digital para hacernos más cómodos y no más inteligentes. Se aprovecha la pandemia para criticar, condenar y sacar de nosotros lo peor para luego justificarlo con la incertidumbre. La precariedad y las limitaciones de las libertades básicas.

La solidaridad está en peligro, la urbanidad en desuso y la cosificación en abuso.

Cuando somos pequeños todo es nuestro, cuando somos adolescentes lo nuestro es lo más importante. Cuando somos adultos nuestras opiniones son las que importan y cuando somos mayores sólo nos importa vivir un día más o un día mejor.

¿Cuantos Egos caben en un solo ser?

La respuesta es uno por cada día de la semana. ¿Por qué el egoísmo es tan egoísta?. Tenemos para elegir. Hay variedad. Se pueden combinar o se pueden acumular a lo largo del tiempo. Cada cual elige. Vamos a verlos:

El Ego del Dolor, la Tristeza y el Miedo

Si somos lo que acumulamos, algunas personas viven sus experiencias con agonía y no con sintonía. El judeocristianismo está instalado en el sacrificio. La purga a través del dolor o incluso la muerte.

Nos manipulan y manipulamos a través del dolor, la tristeza y el miedo. Con el dolor nos atenazan o atenazamos. Con tristeza nos chantajean o chantajeamos. Con el miedo nos amenazan o amenazamos.

articulo del egoista

Hay dos tipos de dolor, tristeza y miedo:

Los/as que nos hacen fuertes y los/as inútiles. Para vivir hay que sentir pero sin tener que necesariamente sufrir. ¿El miedo tiene al miedo?. ¿La tristeza se alegra cuando consigue estar triste?. ¿El dolor tiene sus propios dolores?

El Ego de la Fortuna

Depender en demasía del azar y la suerte y justificar el éxito o el fracaso con este algoritmo hace crecer los fantasmas de la inseguridad y la dependencia.  ¿Qué será de nosotros si nos abandona la diosa fortuna?

¿La buena suerte o la mala suerte son los causantes de todas las cosas?

En prevención de riesgos laborales se dice que un accidente casi nunca es accidental. ¿Cómo saber si estamos en el lugar adecuado, en el momento adecuado y con las personas adecuadas?. ¿Es cuestión de suerte?

Cuando nos anclamos a este ego nos volvemos supersticiosos, paranoicos, controladores y siempre podremos quejarnos por haber sido víctimas de los malos augurios y del “mal de ojo” por parte de otros. ¿Por qué el egoísmo es tan egoísta?

 

El Ego de los Deseos

¿Es lo mismo desear que amar?. ¿Quién más ama, más desea?. Una cosa es querer y otra depender del querer de los demás. Una cosa es poseer y otra es estar poseído.

Hay muchas maneras de ser rico sin dinero y muchas maneras de ser pobre con dinero

Hay muchas maneras de ser feliz teniendo cosas y muchas maneras de ser feliz desprendiéndote de cosas. El materialismo se ha instalado como regla para medir el éxito.  ¿Cuánto más tienes más vales o más tienes?

Con este ego mal entendido podemos frecuentar la avaricia, la soberbia, la envidia e incluso la lujuria. ¡No está mal; cuatro de los siete pecados capitales!

 

El Ego del Odio y el Rencor

¿Sabías que un minuto de enfado produce unas sustancias tóxicas en el torrente sanguíneo que el cuerpo tarda aproximadamente 48 horas en eliminarlas?

Cuanto más odio y rencor acumulas peor te sientes. Quedarse aquí es un viaje gratis a la amargura y limitarse a vivir a través de otros. Vivir dependiendo de lo que hacen  o no hacen los demás, o de lo que hicieron o tendrían que haber hecho es no permitirse vivir.

Nada oxida más a nuestras células y nuestro corazón que el enfado desmesurado sin practicar el perdón. Hay incluso familias y/o sociedades confrontadas que en sus herencias incluyen rencillas aún no cerradas. Rechaza este tipo de herencias. Pasa página y si no puedes… coger otro libro. Si aún así no puedes busca ayuda.

 

El Ego del Pensamiento

Vivimos rodeados de paradigmas que creamos y/o nos inventamos. Somos nuestros pensamientos en plural y “pensa – miento” en singular. Actuamos como pensamos y pensamos cómo sentimos. Jugamos a demostrar nuestras teorías con el uso de nuestras razones sobre cualquier otra razón.

Podemos llegar a tergiversar la realidad como la fórmula mágica del perfecto auto-engaño. Podemos meternos en espirales infinitas de círculos viciosos para demostrar la teoría causa – efecto de nuestros planteamientos.

Somos capaces de obsesionarnos, de volvernos fanáticos y de radicalizarnos por defender cualquier planteamiento. Sustituimos el diálogo por el monólogo, las discrepancias por enemigos y la verdad por nuestras verdades.

Aprender a ser flexible y a adaptarnos a los cambios nos puede ayudar a abrir nuestras mentes y corazones. El conocimiento es dinámico. La sabiduría ecléctica y la evolución es infinita.

 

El Ego Trabajador

¿Quién más trabaja es quien más gana?. ¿Es lo mismo la cultura del trabajo que la cultura del esfuerzo?. ¿El trabajo se centra en los resultados o en el proceso?. ¿Sabías que antes de la revolución industrial los relojes sólo marcaban las horas porque los minutos no importaban?. ¿Morimos o vivimos por el trabajo?

Hay quien es adicto al trabajo y su vida no tiene sentido sin trabajar. Hay quien no ha hecho nada más que trabajar y cuando se jubila su vida no tiene sentido porque no sabe qué hacer. Hay quien aspira a un trabajo que le aporte estatus o a un puesto que le aporte poder.

Si el trabajo dignifica a las personas hagamos del entorno laboral un lugar seguro para trabajar. Un lugar digno para trabajar, un lugar agradable donde trabajar y un lugar donde el trabajo tenga más sentido que ir a trabajar.

Tres cuartas partes de nuestra vida la pasamos trabajando. Busquemos el modo de hacerlo fácil y en armonía con nuestra vida y conseguiremos transformar el trabajo en una diversión remunerada alejada de ansiedades, depresiones y bajas laborales.

El Ego del Vacío

¿Quién no ha tenido alguna vez en su vida una crisis existencial? Puede dar vértigo estar frente al precipicio del… “y ahora que voy a hacer”. Da miedo reinventarse cuando hemos llegado al final. No saber dónde ir alimenta muchas dudas.

¿Cuándo no pasa nada… qué pasa? ¿Cuándo no dices nada… qué dices? ¿Cuándo no haces nada… quién hace? ¿Cuándo tu vida está vacía… con qué o con quién la llenas?

Dejemos de ser pesimistas. Dejemos de ser optimistas.  ¿Por qué el egoísmo es tan egoísta?. Abandonemos el nihilismo, las indecisiones y las incredulidades para dar un giro de 180 grados siendo posibilistas. Siendo creadores y generadores de nuevas, sanas y prósperas posibilidades.

 

 

 

¿Entonces… TODO cuestión de EGO?  Mírate tu ombligo y dímelo TÚ. 

 

 

Deja un comentario

Le informamos de que los datos personales proporcionados mediante el formulario serán tratados por Andrés Sánchez Aguilar cómo responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los mismos es gestionar la solicitud realizada. Para poder contactar con usted necesitamos que marque la casilla que indica que ha leído y acepta la política de privacidad y protección de datos de esta web. Así estará dando legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a la finalidad descrita. Los datos facilitados estarán ubicados en los servidores de nuestro proveedor de hosting, seguros y cifrados con SSL. Puedes consultar la política de privacidad de Webempresa para mayor tranquilidad (https://www.webempresa.com/informacion-legal.html). Tiene libertad para consultar tus datos, modificarlos, suprimirlos y otros derechos en info@ysivamos.es. Los datos facilitados serán conservados hasta que se solicite su supresión. Consulte más información acerca de la política de privacidad y protección de datos de esta web a pie de página.